Generación de Propósito La Iglesia en la Misión de Dios

GENERACIÓN DE PROPÓSITO. LA IGLESIA EN LA MISIÓN DE DIOS

EL BUEN PASTOR, 2021-2025

 

Hechos 2: 38-42, 46, 47

 

La primera iglesia era dirigida en una sinergia divina, en un movimiento de acciones conjuntas que la hicieron crecer en todas las áreas.

Es necesario transitar hacia ser un modelo de iglesia de propósito divino, que propicie que Dios se manifieste y haga que su iglesia crezca y sea visible.

Por esto seremos intencionales en prepararnos para hacer de nosotros una generación de propósito que acompaña a Dios en su misión. Porque Dios está de misión en este mundo y nosotros somos llamados a colaborar con él. Porque se trata de ser una comunidad participativa y no tanto una comunidad consumidora.

 

Queremos enfocar nuestra congregación en la misión de Dios tanto en la teoría como en la práctica.

Una iglesia que se mueve en el propósito de Dios es una iglesia que vive llena y guiada por el Espíritu Santo, que hace comunidad, adora, edifica a los creyentes, y está en la misión de Dios.

Entendemos como iglesia en la misión aquella que crece y se capacita para el servicio y el liderazgo plural; se moviliza hacia afuera: evangeliza, discipula, funda iglesias; y ofrece ayuda y desarrollo.

Es más que llevar a cabo una actividad por unos cuantos, es englobar a todos los creyentes y hacer que todas las actividades apunten al propósito-misión. Es hacer de la misión un estilo de vida en los creyentes.

Es progresar hacia la conciencia de congregación como equipo unido en la misma visión, cada uno con su función aportando para el crecimiento.

Es progresar hacia un liderazgo plural (Efesios 4), que no solo se dedica a enseñar y cuidar sino que también se dedica a promover la misión, dar visión, y ayudar a la congregación a alcanzar su propósito. La propia congregación debe proteger al liderazgo de ser absorbido solamente por las labores pastorales internas.

Es movilizarse hacia la misión fuera de nuestra congregación, es decir hacia la propia ciudad y hacia otras localidades.

Es crecer hacia ser discípulos de Jesucristo que viven y expresan la fe en todos los ámbitos de su vida, en todo lugar y en todo momento.

 

Print Friendly, PDF & Email