JESUCRISTO ES EL SEÑOR

Apocalipsis 1: 10-18

La palabra Señor, que viene del griego «kúrios», significa supremo en autoridad, el que tiene el control, el que ejerce poder, el amo.

 

-Jesús mismo dijo que él es el Señor, Juan 13: 13.

-El Rey David ya lo llamó Señor, Mateo 22: 43, 44.

-La primera iglesia creyó y lo proclamó como único Señor, Hechos 2: 36.

-El apóstol Pablo en su conversión ya le dio el trato de Señor, Hechos 9: 6.

-En el fin de los tiempos Jesucristo vendrá y en su pierna traerá escrito el título de Señor de señores y Rey de reyes, Apocalipsis 19: 16.

-Y al final todos le llamarán Señor, Filipenses 2: 11.

 

Jesús es el señor:

*por derecho de creación. Hebreos 1: 2, Romanos 11: 36.

*por derecho de rescate (redención). Colosenses 1: 14.

*por derecho de victoria.

 

Victoria sobre el mundo, “Yo he vencido al mundo” “Quién vence al mundo sino el que cree en el Hijo de Dios” Juan 16: 33, 1ª Juan 5: 5.

 

Victoria sobre el pecado, “tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados” Efesios 1: 7, Hebreos 4: 15.

 

Victoria sobre satanás y los demonios, “pisaréis serpientes y escorpiones” “para esto vino Jesús para deshacer las obras del diablo” Lucas 10: 19, 1ª Juan 3: 8, Colosenses 2: 15, Hebreos 2: 14.

 

Victoria sobre la muerte. “estoy seguro de que ni la muerte nos podrá separar del amor de Dios” Romanos 8: 38, 39, 1ª Corintios 15: 55-57, Hebreos 2: 14, Apocalipsis 1: 18.

 

Sin duda que al creer en Jesús como Salvador y Señor somos salvos, Romanos 10: 9.

Jesús edifica a su iglesia, Mateo 16: 18.

Su voluntad para su Iglesia es perfecta, Romanos 12: 2.

El es el Fundamento y la Cabeza de la iglesia, 1ª Corintios 3: 11, Efesios 1: 22.

El es al alfa y la omega, el principio y el fin, y es el Todopoderoso, Apocalipsis 1: 8. Por medio de él se gestiona el poder divino, Lucas 22: 69.

Jesús es sobre todo y todo está bajo sus pies, Efesios 1: 21, 22.

Está con nosotros siempre, Mateo 28: 20.

Todo está bajo su control, Romanos 8: 28, 31-39.

 

¡Por tanto no temamos!

 

Si digo que Jesús es mi Señor entonces vivo:

CONFIADO en él, Juan 16: 33;

OBEDECIÉNDOLE, Lucas 6: 46;

DANDO TESTIMONIO DE ÉL, Lucas 24: 47, 48.

 

Acepta poner a Jesús como Señor de tu vida, de ponerlo en el centro, no solo ahora sino siempre y en toda situación.

 

Print Friendly, PDF & Email