NI UNA GENERACION MAS QUE SE PIERDE

Mateo 12: 41, 42.

 

Una generación que busca a Jesús no es una generación perdida. No es una pérdida de tiempo seguir a Jesús.

Jesús quiere que cada generación le busque, que aprenda de él. No quiere que cada generación quede separada de él e influenciada por los poderes de este mundo.

 

Hoy todos, sin importar a que generación pertenecemos, tenemos que buscar a Jesús de todo corazón. ¡No puede haber más generaciones perdidas! No podemos permitirnos el lujo de seguir llamando a generaciones con el nombre de «x» o «nini» dando a entender que están perdidas o están sin futuro.

 

Jesús quiere ofrecernos su ayuda y más que eso. No quiere que le busquemos solo por el milagro, por la señal, y por supuesto que Jesús es poderoso hoy para hacer el milagro en nuestra necesidad, pero quiere que le busquemos por sobre todo a él. Para conducirnos a la fe y al cambio de mentalidad, para no ser más una generación perdida o sin futuro.

 

Cuando una generación no busca a Jesús será sujeta y llevada por el maligno para sus fines (Mateo 12: 43, 45).

Y Jesús quiere guiar a cada generación en su voluntad para un maravilloso propósito.

Quiere que seamos una generación de convicciones firmes, que no nos dejemos arrastrar de un lado para otro por cada nueva idea que surja en la sociedad que nos rodea.

Quiere que seamos una generación de carácter definido, que no nos dejamos amoldar por los modelos y patrones que nos ofrecen la comunicación, las redes, la moda, el cine o el deporte.

Quiere que seamos una generación de servicio perseverante, que no nos dejamos diluir en proyectos y objetivos que para nada aprovechan, haciéndonos obreros teóricos que no ponen sus manos en el arado o apenas ponerlas abandonamos.

 

Jesús quiere que le busquemos porque en él hay sabiduría y poder para levantar una generación significativa. Tal generación le cree y deja transformar su mentalidad siendo fiel a sus enseñanzas. Una generación que cree a Jesús y hace su voluntad es la que se sustenta, se sostiene y construye en base a la verdad de Jesucristo, y en base a la comunión con Jesucristo.

 

Jesús nos está llamando para que no haya ni una generación perdida más.

 

Print Friendly, PDF & Email