No soy ateo

Hechos 1: 3 NTV

«Durante los cuarenta días después de que sufrió y murió, Cristo se apareció varias veces a los apóstoles y les demostró con muchas pruebas convincentes que él realmente estaba vivo. Y les habló del reino de Dios.»

 

No soy ateo porque creo en Dios. Creo que Dios existe y es real. La prueba de la existencia de Dios es la existencia de Jesucristo, porque él es Dios hecho hombre. Y para mí la principal prueba es que he tenido una experiencia viva con Jesucristo.

Jesús vivió entre nosotros como una persona real. Ejerció poder sobre la naturaleza, sobre el mundo espiritual, sobre la enfermedad humana y sobre la muerte, cosas que sólo puede hacer Dios. Sí, y hay pruebas externas al mundo cristiano de que el Jesús histórico es una realidad.

Jesús murió en una cruz y resucitó de la muerte; y la principal prueba de que Jesús es quien dijo ser, Dios hecho hombre y Salvador, es que resucitó venciendo a la muerte, cosa que solo puede hacer Dios. Sí, y hay pruebas externas al mundo cristiano de la muerte de Jesús en una cruz. Sí y también podemos dar razonamientos de su resurrección.

 

Jesús resucitó y está vivo.

Esto que creemos de que Jesús resucitó es la piedra angular de nuestra fe. El apóstol Pablo enseña en 1ª Corintios 15: 17 (NTV) «y si Cristo no ha resucitado, entonces la fe de ustedes es inútil, y todavía son culpables de sus pecados.»

 

—Si Jesús no hubiera resucitado no habría vencido a la muerte y por tanto su victoria sobre el pecado no habría sido real porque el resultado del pecado es la muerte, entonces nosotros no podríamos recibir perdón por nuestros pecados, Romanos 6: 23 PDT «El pecado da como pago la muerte, pero Dios da como regalo la vida eterna en unión con nuestro Señor Jesucristo.»

 

—Si Jesús no hubiera resucitado no habría vencido a la muerte y entonces nosotros no tendríamos garantía de que después de nuestra muerte resucitaríamos para ir al cielo al lugar que nos prepara Cristo, Juan 14: 1-3 PDT «1 No se preocupen; confíen en Dios y confíen también en mí. 2 Hay muchos lugares en la casa de mi Padre. Si no fuera así, se lo diría. Voy a prepararles un lugar, 3 y si voy y preparo un lugar para ustedes, regresaré. Los llevaré conmigo para que estén donde estoy yo.»

 

—Si Jesús no hubiera resucitado no tendría toda la autoridad tanto en el Cielo como en la Tierra, entonces los creyentes viviríamos nuestra fe sujetos al poder del enemigo, Mateo 28: 18, 19 PDT «18 Jesús se acercó y les dijo: —Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. 19 Así que vayan y hagan seguidores»

 

—Si Jesús no hubiera resucitado los creyentes en él no recibiríamos ninguna respuesta a nuestras oraciones a nuestro Padre Celestial, Juan 16: 26-28 «26 En aquel día pediréis en mi nombre; y no os digo que yo rogaré al Padre por vosotros, 27 pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado, y habéis creído que yo salí de Dios. 28 Salí del Padre, y he venido al mundo; otra vez dejo el mundo, y voy al Padre.

 

Reunidos el primer día de la semana.

Los judíos tenían su día de descanso en Sábado, y la Biblia nos dice en Marcos 16: 1-6 que Jesús resucitó el primer día de la semana, después del día de descanso, y este día es para nosotros el Domingo.

 

–Es por esto que los cristianos nos reunimos fundamentalmente en Domingo. Cada vez que nos reunimos estamos diciendo que Jesús resucitó y está vivo. Creemos sus palabras que dicen que al reunirnos creyendo que él está vivo, él mismo está allí en nuestra reunión con nosotros, «Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.» Mateo 18: 20 RV60.

 

–Cuando nos reunimos en el Nombre de Jesús nuestra fe es fortalecida, porque estamos diciendo Jesús está vivo y está aquí con nosotros, y ciertamente por él y por su palabra nuestra fe es fortalecida Hebreos 12: 2 «Fijemos nuestra mirada en Jesús, en quien la fe empieza y también la hace más fuerte y mejor»; Romanos 10: 17 DHH «Así pues, la fe nace al oír el mensaje, y el mensaje viene de la palabra de Cristo.»

Pero también estamos dando testimonio de Jesucristo porque estamos diciendo a todos que seguimos reuniéndonos porque Jesús es todavía hoy una realidad.

 

–Nos seguimos reuniendo porque Jesús es para nosotros una prioridad, él se merece nuestra gratitud por la obra salvadora que ha hecho en nuestra vida y que nadie podía hacer. Esto también sirve de testimonio a otras personas porque ven la verdadera importancia que tiene Jesús para nosotros.

 

–Nos seguimos reuniendo porque creemos que Jesús es el mismo ayer, hoy y siempre (Hebreos 13: 8), él ha prometido estar entre nosotros y darnos su bendición y también dar vida eterna (Salmo 133: 1, 3). Cada vez que me reúno Jesús puede darme su poderosa ayuda en mi necesidad. Y esto también sirve de testimonio a aquellas personas que me acompañan y tienen que creer en Jesús porque también ellos pueden recibir el milagro y principalmente vivir la experiencia de fe en Jesús que los salve.

 

Sí, Jesús esta vivo. Vive en mí y se hace realidad en toda mi vida. Por todo esto no soy ateo, soy cristiano.

 

Print Friendly, PDF & Email