Pasa tiempo con Jesús

Decimos que Jesús para nosotros es lo más importante, que lo es todo para nosotros, que qué sería nuestra vida sin él, pero luego nuestros hechos de a diario no demuestran que Jesús es lo más importante en nuestras vidas. Ponemos excusas a la hora de pasar tiempo con Jesús, a la hora de servirle, o a la hora de pasar tiempo con hermanos en la fe.

 

Sin embargo salvación es relación. Jesús vino a quitar de en medio lo que nos separaba de Dios para que seamos hechos hijos y él ser nuestro Padre, esto es relación.

Jesús quiere sobre todas las cosas que te relaciones con él. Por eso hoy te digo: «Pasa tiempo con Jesús».

 

Realmente descubrir al verdadero Jesús es hallar el verdadero gran tesoro. Mateo 13: 44 DHH «El reino de los cielos se puede comparar a un tesoro escondido en un campo. Un hombre encuentra el tesoro… y lleno de alegría, va, vende todo lo que posee y compra aquel campo.»

Descubrir a Jesús es lo más importante, todo lo demás es secundario, importante sí, pero secundario.

 

Muchos conocen un solo aspecto de Jesús, una sola parte de su vida y con esto se conforman, pero esto no es suficiente.

Te conformas con ver a Jesús una vez por semana en el culto, o te conformas con estar con él alguna vez más entre semana, pero esto no es suficiente.

Te conformas con saber que Jesús existe o con saber algo de lo que enseñaba; sabes que Jesús es bueno y que se interesa por tus necesidades y debilidades, pero realmente no estás conociendo todo de Jesús, solo conoces partes.

 

Conocer una parte de Jesús, creer una determinada enseñanza de Jesús, o creer a nuestra forma, no es conocer bien a Jesús y por tanto no poder disfrutar de todo lo que él tiene para darnos. Quizás te has hecho un Jesús a tu forma y no es el verdadero. ¿Cuál Jesús conoces tú? ¿Es el Jesús que nos revelan los evangelios?

 

¡No hacer un esfuerzo por conocerlo no es la solución! Decir que no tienes tiempo y no hacer nada por cambiar esa situación no es la solución. Decir que no puedes cambiar porque tú eres así tampoco es la solución. ¿Que te parece si tu cónyuge un día te pidiera pasar más tiempo contigo y tu le respondieras que no puedes porque tú eres así?

 

Para conocerlo y disfrutarlo necesitamos pasar tiempo con Jesús y así poder vivir experiencias profundas con EL.

La verdad es que Jesús tiene un lugar reservado en nuestros corazones que nada ni nadie puede ocupar, ni nada ni nadie lo va a llenar como él lo llena. ¡Tenemos que creer ya definitivamente que nada ni nadie te va a hacer tan feliz como Jesús! El cónyuge llena, los hijos llenan, el dinero llena, pero nada te llena como Jesús, nada te da la plenitud de vida que él te da.

 

Cuando pasamos tiempo con Jesús, él ocupará su lugar en nuestra vida y entonces todo en nosotros cobrará verdadero sentido, él nos dará su plenitud.

 

Él nos dijo quien es, los evangelios contienen frases de Jesús donde dice «Yo soy» para que le conozcamos.

Conocer a Jesús es conocer al que dijo «Yo soy…

 

El Pan de Vida, Juan 6: 35. Es disfrutar de seguridad en las necesidades básicas, no solo las naturales sino las necesidades del alma. Ya no te afanarás. Necesito pasar tiempo con él y vivir experiencias de provisión sobrenatural, vivir satisfacciones en el alma de forma poderosa.

 

La Luz del mundo, Juan 8: 12. Es disfrutar de la capacidad para ver correctamente en medio de este mundo de engaños, especialmente los engaños espirituales, el pecado y de la maldad que son tan difíciles de ver. ¡Él quiere iluminarte!

 

El Buen Pastor, Juan 10: 11. Es disfrutar de aquel que nos defenderá de los lobos es decir de los enemigos. ¡Él nos hará justicia!

 

El Camino, la Verdad y la Vida, Juan 14: 6. Es disfrutar del amigo fiel que siempre nos acompaña en todo tiempo y situación. Nos enseña a decidir correctamente y no engañarnos a nosotros mismos. Nos enseña a escoger lo que nos aporta vida y rechazar lo que nos esclaviza.

 

La vid Verdadera, Juan 15: 5. Es disfrutar de la provisión de recursos para ser fructíferos en nuestra vida. Es sentir como fluye en ti la habilidad para hacer las cosas que Dios te ha dicho. Es sentir como en ti corre la savia de la Vid Verdadera que brota de ti y aporta vida a otros. Porque separados de él nada podemos hacer.

 

La Resurrección y la Vida, Juan 11: 25-27. Es disfrutar de la salvación: la vida eterna en el cielo después de nuestra muerte aquí en la Tierra. ¡Es ser libre de la angustia de la muerte!

 

Pasar tiempo con Jesús es conocerlo y recibir todo lo que tiene preparado para nosotros. Es poder hacer las obras que de antemano ya preparó para que las hiciéramos.

Cuando Jesús escoge a los doce apóstoles, los escoge para que hagan obras maravillosas como sanar enfermos y liberar endemoniados. Pero primero que todo dice que los escogió para QUE ESTUVIESEN CON ÉL (Marcos 3: 14).

Y si seguimos haciendo obras para él pero sin él, al final nos diría que no nos conoce y que somos hacedores de maldad (Mateo 7: 23).
¿Cómo pasar tiempo con Jesús?

 

Pasas tiempo con Jesús cuando…

–Oras. Porque la oración es estar con Dios, «Cuando alguno de ustedes ore, hágalo a solas. Vaya a su cuarto, cierre la puerta y hable allí en secreto con Dios, su Padre, pues él da lo que se le pide en secreto.» Mateo 6: 6 TLA.

–Lees la Biblia. Porque al leer la Biblia estás con Jesús. Él dijo: «Leed y meditad en la Palabra de Dios, porque ella habla de mí» Juan 5: 39.

–Te congregas. Porque al reunirme con otros cristianos Jesús está allí con nosotros, «Porque allí donde dos o tres de ustedes se reúnan en mi nombre, allí estaré yo.» Mateo 18: 20 TLA.

 

¡Jesús quiere que pases tiempo con él! ¡¡¡Quiere que lo ames!!!

Demuestra con tu vida, con tus hechos, que Jesús es lo más importante para ti.

Print Friendly, PDF & Email