Vivir en el temor del Señor

Isaías 33: 5, 6. NTV

«5 Aunque el Señor es muy grande y vive en el cielo

hará de Jerusalén el hogar de su justicia y rectitud.

6 En aquel día, él será tu cimiento seguro,

y te proveerá de una abundante reserva de salvación, sabiduría y conocimiento;

el temor del Señor será tu tesoro.»

 

El deseo del Señor es mostrar su presencia en medio nuestro, mostrar su gloria, librarnos de nuestros enemigos, bendecirnos y hacer de su iglesia un faro de luz para las gentes, un ejemplo de vida para todos, y hacerla crecer.

la Iglesia tiene que vivir teniendo esta esperanza, y tiene que ser tema de nuestra oración que el Señor tenga de nosotros misericordia (verso 2) y cumpla su palabra y haga su obra prometida. Esto será posible porque la Iglesia entenderá que su tesoro, su bien más preciado, será el temor al Señor.

 

Qué es vivir en el Temor del Señor?

 

—Vivir en el temor del Señor es reconocerle como nuestro Dios y Padre y relacionarnos con él.

Aunque es Dios de los cielos, él quiere vivir con las personas que ha creado. No nos ha creado solo por diversión, a ver como nos desenvolvemos en la Tierra donde nos ha puesto. No nos ha hecho libres para que cada uno haga como quiera.

Nos creó y nos hizo libres para que le elijamos a él por amor y nos relacionemos con él.

Vivir en el temor del Señor es vivir amando a Dios. Es vivir apasionados por él, nada ni nadie ocupará su primer lugar.

 

—Vivir en el temor del Señor no es vivir con miedo a Dios sino vivir sabiendo que es Amor pero también que es Santo y Justo. Con confianza le pedimos perdón por nuestros pecados pero no queremos desagradarle, cuidamos nuestras vidas para no ensuciarlas con el pecado, porque el pecado ofende a Dios y nos separa de Dios, y no queremos ofenderle!!!

 

—Vivir en el temor del Señor es saber que él nos ha creado y nos ha salvado, por tanto lo que somos, tenemos y podemos es por él pero también para él.

Queremos dejarnos guiar por él, totalmente confiados, sirviéndole hasta el final de nuestros días.

 

—Vivir en el temor del Señor es vivir obedeciéndole.

 

Qué beneficios tenemos de vivir en el temor del Señor?

–Si vivimos en el temor del Señor estaremos seguros. El temor del Señor será como un cimiento estable para nuestras vidas.

Sin duda que temer al Señor es también obedecer su Palabra. Y Jesús nos enseñó que el que obedece a su Palabra está construyendo su vida de forma segura y no irá a la ruina, Mateo 7: 24-27.

 

–Si vivimos en el temor del Señor entraremos en un proceso de crecimiento que no se detendrá sino que alcanzará objetivos y conquistará metas. Ninguno dejará el camino de salvación, pero además muchos encontrarán la salvación de Dios.

La iglesia será edificada y no podrá ser detenida porque vivirá declarando que Jesús es el Hijo de Dios, único Salvador y Señor, Mateo 16: 16-18.

 

–Si vivimos en el temor del Señor se producirá un proceso de restauración en todas nuestras vidas; en las nuestras y en la de aquellos que el Señor añada para salvación.

Recibiremos la inteligencia y sabiduría que viene de Dios para caminar de tal manera que nuestras vidas sean fructíferas, productivas, 1ª Corintios 1: 26-28.

            Sin lugar a dudas que de nuevo la Palabra será también cimiento de lo que enseñemos, así como de nuestra formación y capacitación, 2ª Timoteo 3: 15-17.

 

Vivir nuestra salvación en el temor del Señor es el consejo que el apóstol Pablo da a la Iglesia, Filipenses 2: 12  «ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor»

Print Friendly, PDF & Email